Como mexicanos nos sentimos orgullosos del cineasta mexicano Alfonso Cuarón, quien este año gana un Oscar a mejor director por la película “Gravity” ademas de estar nominada como mejor película.

Felicitaciones y reconocimientos no se hicieron esperar, incluso las del presidente Enrique Peña Nieto.

Recientemente el cineasta además de agradecer las felicitaciones del presidente Mexicano, cuestionó sobre los resultados y la falta de información que se maneja en torno a la muy polémica Reforma Energética.

Alfonso Cuarón escribe una carta (ahora muy polémica) dirigida al presidente EPN, expresando su preocupación por la Reforma Energética. Hace 10 preguntas concretas que pide que el presidente conteste. 


El sonado acontecimiento tuvo lugar a través de las redes, especialmente via twitter. Peña Nieto contesta via su cuenta (@EPN).

El presidente asegura que las preguntas del galardonado director enriquecen al debate y difusión del tema al dar a conocer con mayor precisión los alcances y beneficios que la reforma traerá a los mexicanos.


Por un lado se ve, como los medios digitales aportan a la llamada "Democratización de los medios". De un modo inmediato y mayormente importante, público, temas políticos empiezan a ser protagonizados en tiempo real. Por un lado vemos el poder de las figuras públicas en el debate nacional a través de las redes sociales, pero por otro, el fenómeno social que implican estos mecanismos. Las redes sociales permiten información de rápido careo. Es decir, información cuyas fuentes pueden comprobarse y así poner un nombre y editorial a cada una de ellas. Si el twitter de EPN dice algo, lo asociamos directamente con el, y no con un vocero o community manager (aunque este sea el caso). Esto permite un diálogo no intermediado entre el emisor y el receptor; Cuarón-EPN. Una maravilla, el problema es tener el poder de Cuarón para lograr que alguna de nuestras dudas sea respondida por la persona pertinente de manera puntual. 


Comment