Los sismómetros pueden detectar el movimiento rápido del suelo ocasionado por distintos fenómenos, que incluyen el viento, un helicóptero rondando, una manada de alces, las explosiones volcánicas, las avalanchas de nieve o rocas, los sismos y los lahares. Así como cada uno de nosotros tiene firmas escritas únicas, cada tipo de temblor de suelo genera una “firma” sísmica única que podemos aprender a reconocer e identificar como algo “escrito” por un evento específico. A menudo, necesitamos varias firmas sísmicas del mismo evento obtenidas de distintos sismómetros ubicados a mayor distancia del volcán para interpretar los eventos de movimiento con precisión. Podemos mejorar nuestra interpretación de las diversas firmas sísmicas de un volcán cuando tenemos observaciones visuales del volcán, para comparar con los registros.

Firmas sísmicas de Monte Rainier, Washington

     

 

 

Basadas en casi 30 años de monitoreo sísmico, las firmas sísmicas representadas en la figura anterior representan los eventos más comunes que ocasionan que el suelo de un volcán vibre. La forma en general de cada firma sísmica es fácil de ver al comparar la amplitud (altura de la onda), la frecuencia (ancho de punta a punta de la onda), y la duración (largo de la onda) de cada firma. Las marcas de "tic" en cada firma representan 1 minuto en tiempo. La actividad sísmica en el volcán Monte Rainier es monitoreada por los científicos del  Pacific Northwest Seismic Network, de la Universidad de Washington, con apoyo de la USGS.

 

Fuente USGS :http://volcanoes.usgs.gov/activity/methods/seismic/signatures.php 

Comment