Durante varias décadas, se han utilizado los sensores eléctricos para medir la presión, temperatura y el flujo. Los sensores se utilizan para maximizar la producción mientras que minimizan el riesgo humano, del medio ambiente, y el equipo de producción.  

Los sensores de fibra óptica ahora se utilizan para aquello donde los sensores eléctricos brindaban un bajo rendimiento. Los sensores de fibra óptica típicamente duran más en estos climas extremos, proveen datos más confiables, ofrecen un atractivo tamaño pequeño y ofrecen rendimiento en situaciones donde las lecturas del sensor se encuentra a decenas de kilómetros del pozo. Los sensores ópticos de FBG son particularmente atractivos como sensores de presión, en largos conjuntos con diversos puntos de detección de temperatura.  



Caso de  Estudio:  Ductos Williams, Washington y Oregón, EE.UU 2008 

Otras aplicaciones relacionadas al gas y petróleo donde los sensores de FBG son ideales incluyen el monitoreo de ductos, plataformas, facilidades de almacenamiento, refinerías, etc.… Las fibras pasivas con capacidad de amplio rango brindan monitoreo a prueba de explosiones para estos activos críticos.  


Algunos clientes en la industria de Gas y Petróleo son:

Ofrecemos productos de detección basados en tecnología FBG que permiten obtener el mayor grado de precisión, resolución, y exactitud, mientras que ofrece los beneficios de durabilidad extensa y fácil instalación

Comment