Bogotá Colombia

 El pasado domingo 1º de febrero alrededor de las 5 de la tarde, colapso un puente peatonal  en la carrera 11 con calle 103. Varias son los interrogantes dejados por el desplome del puente el cual dejó 42 personas lesionadas y requirió la hospitalización de 15 más, sin mencionar el cierre vehicular conmocionando el  norte de la capital.

Una de la razones expresada por expertos, es por qué se hicieron las pruebas de carga sin que se haya aprobado un plan de manejo de tránsito, que previera el cierre de la vía para preservar la vida de los peatones y conductores que por ahí pasaran.

El ingeniero Juan Fernando Correal, de la Universidad de los Andes y quien lideró la investigación sobre el colapso del edificio Space en Medellín, señaló que este tipo de puentes son los más complejos de construir y pueden haber varias causas; “Pudo ser una sobrecarga durante la prueba, pero para eso debieron poner más de 700 kilogramos de fuerza por metro cuadrado y se sabe que no llegaron a ese peso. También pudo ser una falla en los materiales o en los diseños y construcción o una combinación”, dijo.

Pero la principal crítica se debió al uso de soldados en las pruebas de carga. Se dice que un grupo de entre 70 y 100 jóvenes se sentaron en unas cajas para realizar dichas pruebas. 

El cuestionamiento para los expertos que realizaron estas pruebas es:

¿Por qué no utilizar las opciones que nos brinda la tecnología, en lugar de arriesgar la vida de personas?

 Existen muchos métodos de prevención en puentes o estructuras, con los cuales no se ponen en riesgo la vida de personas, ya que están hechas con base en tecnologías  diversa en las que destacan los sensores y softwares eficiente para evitar futuros incidentes

Comment